Las claves para entender la nueva Ley de Startups

El Consejo de Ministros aprobó el anteproyecto de esta normativa que, entre otras cosas, simplifica la creación de startups, reduce sus impuestos y entrega una serie de beneficios a emprendedores, trabajadores y nómadas digitales. 

Una serie de beneficios fiscales, la simplificación de los trámites para crear una empresa y otros incentivos son algunas de las novedades que trae la nueva Ley de Startups, aprobada la semana pasada por el Consejo de Ministros, que busca hacer de España un país propicio para la creación de nuevos emprendimientos innovadores y la atracción de talento especializado e inversión.

El anteproyecto, oficialmente llamado Ley de Fomento del Ecosistema de las Empresas Emergentes, surge en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) y, junto con otras herramientas recientes como el Fondo Next Tech, tiene como objetivo impulsar la creación de startups, que constituyen la base de la nueva economía digital y generan puestos de trabajo altamente cualificados.

Para ello, era necesario desarrollar un marco regulatorio específico para las startups, que tienen un potencial innovador y digitalizador del tejido empresarial español, pero que, por su naturaleza, se enfrentan a ciertos obstáculos, como la falta de financiación o la baja capacidad para retener a trabajadores de alto nivel profesional en sus fases iniciales. 

 

Las novedades que traerá la nueva Ley de Startups

Como un punto de inicio, la nueva normativa establece una definición de startup, que considera a aquellas empresas innovadoras, de nueva creación o con hasta 5 años de antigüedad -7 en el caso de empresas de biotecnología, energía e industriales-; que tengan su sede social, establecimiento permanente y la mayoría del empleo en España; que no hayan distribuido dividendos y no sean cotizadas; y que tengan ingresos de hasta 5 millones de euros.

Asimismo, define que la Empresa Nacional de Innovación SA (ENISA), dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, será la entidad que acreditará a las empresas como startups para que puedan acceder a los beneficios establecidos por la ley.

Entre las novedades de la normativa se encuentran una serie de medidas que facilitan la creación de este tipo de empresas, como:

  • Eliminación de los aranceles notariales y registrales de las startups que se creen acogiéndose a los estatutos tipo y por vía electrónica. 
  • La constitución de una empresa se podrá hacer mediante un documento único electrónico y su inscripción en el registro mercantil en sólo 6 horas, si se utilizan los estatutos tipo, y en 5 días hábiles en el resto de casos.
  • Eliminación del requisito de obtener el número de identificación de extranjero para los inversores no residentes.
  • Durante los 3 primeros años se exime a la startup de la causa de disolución por pérdidas relacionadas o que generen un desequilibrio patrimonial.

Además, se establecen incentivos, tanto para las empresas, como para sus trabajadores e inversores:

  • Reducción del tipo impositivo en los impuestos de sociedades y sobre la renta de no residentes.
  • Aplazamiento de la deuda tributaria sin garantías ni intereses de demora.
  • Eliminación de la obligación de efectuar pagos fraccionados.
  • Aumento de la base máxima de deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación de 60.000 a 100.000 euros anuales. Luego, la deducción por inversión será del 50% en los primeros 5 años de la firma (7 para las biotecnológicas).
  • Mejora en el tratamiento de las formas de remuneración de los trabajadores basadas en opciones sobre acciones de la propia compañía o stock options. Así, el límite de stock options libres de impuestos pasa de 12.500 euros a 50.000 euros.
  • Eliminación de la doble cotización a la Seguridad Social durante 3 años para que los emprendedores puedan mantener al mismo tiempo un empleo por cuenta ajena.
  • Agilización del procedimiento para que nómadas digitales (emprendedores y teletrabajadores que se desplacen a territorio español) obtengan el visado y la residencia, así como el establecimiento de un régimen tributario especial. También aplica a los españoles que hayan sido no residentes en España durante al menos 5 años.

El director ejecutivo de la Fundación Alianza Digital 2030, David Cierco, celebró la aprobación del anteproyecto de ley y señaló que “es una buena noticia para el ecosistema emprendedor español porque nos permite competir en ventajas fiscales y regulatorias con el resto de los países europeos. En este sentido, destacamos las reducciones fiscales, el nuevo tratamiento de las stock options y el aumento de la deducción por inversión a 100.000 euros anuales”.

Una vez aprobado por el Consejo de Ministros, el anteproyecto de la Ley de Startups pasará al Parlamento para su tramitación final. Al ser parte del Plan de Recuperación, éste deberá ser aprobado antes del último trimestre de 2022, por lo que el Ministerio de Asuntos Económicos espera que esto suceda durante el próximo verano.

2 comments

  1. LaLuna Modas
    8 de enero de 2022 at 21:40

    Great content! Keep up the good work!

  2. […] El informe anual State of European Tech 2021 de Atómico, reflejó que Europa triplicó la inversión en startups de base tecnológica en comparación con 2020, estando cerca de alcanzar el hito de los 100.000 […]

Deja tu comentario